¡¡No puedo más!!

 

¡NO PUEDO MAS! ¡ME VOY A MORIR!

En uno de los primeros partos que asistí, siendo residente de matrona aún, el matrón adjunto le decía a la parturienta: solo te queda 3 veces de “no puedo mas” y el bebé estará fuera. y yo le pregunté: ¿ cómo lo sabes? ¿la vas a explorar? – no hace falta, contestó, va a parir en breve. Y así fue, 3 “no puedo más” más tarde, nació una niña preciosa, y la madre eufórica y feliz.

Nos suelen hablar de la primera fase del parto- la dilatación y luego de la segunda fase del parto- el expulsivo o la salida del bebe. Pero entre ellas se esconde otra fase que no podemos ignorar. Es una fase relativamente corta, a veces dura solo unos segundos, pero es sin duda la más dura del parto. Nos pone a prueba de superación. Señoras y señoras, os presento la fase de transición, una señora dramática y espectacular!

Se puede describir esta fase como los últimos metros de una gran escalada a una alta montaña, el Teide por lo menos. Suele existir una última, muy pendiente, pero corta vertiente que cuesta superar, por lo que te clavan 27€ de teleférico.

parque-nacional-del-teide_600x397_uMxM

En el parto es el momento donde las contracciones son más frecuentes y dolorosas. Muy demandantes pero todavía sin tener las sensación o ganas de empujar que te alivia.

Es la fase más famosa entre los guionistas de Hollywood. En ella la actriz principal diría y realmente así lo sentiría, que no puede mas! que se va a morir, a desmayarse, a partir en dos o tres por lo menos. En el parto de mi pequeño, llegando a esta fase me acuerdo diciendo: ¨¡5 minutos! ¡¡que las contracciones paren 5 minutos por favor!! Mi matrona, con su sabiduría y experiencia no me decía nada. Solo me tocó con la mano y me acompaño en silencio algo que agradeceré de por vida.

¿Cuando comienza ésta fase?

Alrededor de los 7-8 cm hasta la dilatación completa. Puede durar desde unos segundos hasta varias horas. Suele ser más largo en el primer parto.

¿Y por qué pasa esto?

A nivel fisiológico pasa algo que de primera vista parece ser contraproducente para el parto. En este momento, de repente, grandes cantidades de adrenalina son segregadas a la sangre, inhibiendo así la oxitocina, la hormona que controlaba el parto hasta ahora. La adrenalina se relaciona con el estrés y el miedo. Es la sustancia que se libera cuando tenemos que actuar ante un peligro inminente. Dr. Michel Odent, denomina este proceso miedo fisiológico. En sus escritos explica que esta oleada de adrenalina es necesaria para lo que va a venir después- el reflejo de eyección o de expulsión del bebé. Este reflejo consiste en el vaciamiento del útero de forma inevitable, sin ningún control por parte de la madre y ni ella ni nadie lo puede parar. (El mismo reflejo responsable de los famosos partos en el taxi). Para el correcto desencadenamiento del reflejo, según Michel Odent, es de suma importancia no molestar a la mujer, ni siquiera para tranquilizarla. Simplemente saber estar – ¡un mérito innegable!

¿Cómo siente la mujer en la fase de transición?

Fisiológicamente, puedes sentir los efectos de la adrenalina, que activa el sistema nervioso simpático: sequedad de boca, sed, ganas de vomitar, nauseas, temblor, frío en los pies y las pupilas dilatadas. Pero el efecto más significativo es a nivel psicológico. La mujer es más vulnerable que nunca. Su útero esta abierto y ella esta totalmente expuesta, indefensa y frágil. Es la transición entre estar embarazada y ser mama. La vida esta a punto de cambiar para siempre ,por lo que si existen miedos o conflictos no resueltos previamente son susceptibles a manifestarse.

Estoy allí, ¿Algunas sugerencias?

Lo mejor sería dejarte llevar. Grita, canta, respira, aaaaa, oooooo, ehhhhh…. lo que te salga está bien . El sonido libera endorfinas y relaja. Tus vecinos lo entenderán …

rodillas_padre_delante-300x233La mayoría de las mujeres (con libertad de movimiento) adoptarían en esta fase las posturas sobre las rodillas. apoyándose hacía delante, sobre unos cojines grandes o sobre su pareja para descansar entre las contracciones. El wáter también puede ser un buen amigo en esta fase 🙂

Otra postura que te puede aliviar ,parto rodillases la postura del rezo musulmán, con el culete mas alto que los hombros. Esta postura desplaza la cabeza del bebé hacía delante y alivia la presión que ejerce sobre el cuello del útero; también baja la intensidad de las contracciones y las espacia. Te aliviará sobre todo si sientes las contracciones en la espalda o cuando el bebé esta en posterior. En este caso, moviéndote la pelvis le ayudará a rotar al anterior.

Acuérdate que aunque sea muy dura, la fase de transición es corta y significa que tu bebe esta preparado para llegar al mundo en breve! Unos “¡No puedo más!” y otros “¡Déjame 5 minutos!” y lo tienes en brazos, súuuper orgullosa y SUPERPODEROSA ¡Has conquistado el Teide!

Un auténtico reflejo de eyección

Publicado por Shiran Efraty

¡Soy matrona! Trabajo haciendo lo que más me gusta en el mundo!. Completé mi formación en Londres, en el Active Birth Center y he Creado a Leydá- cursos de Active Birth, preparación al parto muy diferente y juntos con mis compis a Nashym. nuestra clínica comunitaria para la mujer. También soy especialista en urgencias y emergencias. Pero antes de todo eso soy la mamá de Lior, Oren y los mellis Alón y Ella, mis inspiraciones cada día. www.clinicanashym.com

4 comentarios sobre “¡¡No puedo más!!

  1. Recuerdo que me recomendaron cambiar de posición, y, efectivamente, todo mi ser me pedía estar arrodillada sujeta a mi marido.
    Me ha encantado, como siempre, leerte.

  2. Leyendo este artículo me vienen todos los momentos vividos esa noche mágica junto a ti a Tanti y Tote.
    Recuerdo a Tanti decirme bajito el mantra que le ayudó en su parto y pedirle a Tote que me lo repitiera una y otra vez porque no me quedaban fuerzas, la boca seca y vosotros cerca con el agua para mojarme los labios…
    Tu recomendación de ponerme en otra postura… y notar como el bebé bajaba un poco más…
    Tensarme y decir entre sollozos, «no me dan tregua»!!
    y escuchar vuestra voz dulce y bajita: «ya estás más cerca de ver a tu bebé». «Lo estás haciendo muy bien»
    Una fuerza que jamás pensé que tendría y confiar en la sabiduría de nuestro cuerpo de mamíferas…

    Gracias Shiran por acercarme al parto natural y al active birth.

    1. Es increíble la fuerza que tenemos, y seguimos aunque parece que de verdad no podemos más.
      Este descubrimiento de nuestras capacidades, fuerza y sabiduría de nuestro cuerpo es el mejor regalo que nos da un parto natural y es para vivirlo. Porque será una herramienta potente para enfrentar cualquier cosa, toda la vida. Así que le puedes decir gracias a Leo por enseñarte que has podido y lo has conseguido.
      Fue un nacimiento precioso, lo habéis vivido entre los tres de forma muy positiva, muy especial.
      Muchas gracias por tu confianza, ha sido un placer acompañaros.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: