La suerte de parir

¡Parir es una suerte! Dije al final de una comida familiar donde estábamos hablando de todo menos política y  religión ,como dice mi tía (la pobre no sabe que nadie habla de religión desde el renacimiento). «Pues eres la única que lo piensa», dijo mi prima, la modelo de la familia y ahora embarazada de 5 meses. SiSigue leyendo «La suerte de parir»